Blogia
^^ placida ^^

entrevista

Entrevista a Diana Aller


Foto: Belen Cerviño

Hay gente que te conoce aunque tú no quieras, y hay gente a la que te gustaría conocer. Yo quería conocer a Diana, y se puede decir que no he parado hasta conseguirlo. Sabía de su existencia desde hace más de 10 años, cuando formaba parte de Meteosat y escribía el fanzine YoYo. Leí con simpatía la crónica de su boda en el suplemento La Luna, de El Mundo, como quien lee el Hola. Pero fue hace algunos años menos que me enganché a su blog y empecé a darme cuenta de lo realmente fascinante que es esta mujer.

Su enorme sentido del humor, pop y descarado pero en el fondo sensible y humilde, me ha hecho pasar grandes ratos. Creía conocerla algo después de leer algunos cientos de posts. Pero los escasos minutos que pasé con ella (y su encantador acompañante) en su visita a Donosti para actuar como DJ en Feministaldia, bastaron para deshacer alguna idea preconcebida. Aún resuenan en mi cabeza las conversaciones que tuvimos. Y su delicioso entusiasmo al aceptar la invitación. Quise entrevistarla para poder hablar más con ella, conocerla mejor, y de paso seguir ejercitando el noble arte de la entrevista, ahora que estoy jubilada del periodismo. Las notas que tomé no hacen justicia a todo lo que dijo, y las preguntas se quedaron cortas. Pero con todo, este es mi pequeño homenaje y reconocimiento a esta ilustre mujer.

Con ustedes, Diana Aller: escritora, madre de dos hijos, DJ, y defensora de la inteligencia. Actualmente tiene 35 años, vive en Madrid y trabaja como redactora en el programa Sálvame de Telecinco.

P. Leyendo tu blog, una tiene la sensación de que eres una persona muy exigente contigo misma y con los demás, incluso que es difícil caerte bien. ¿Es eso cierto? ¿Te cae bien la gente?

R. Es verdad que soy exigente, sobre todo con las personas que más quiero, pero soy simpatiquísima y en general la gente me cae bastante bien.

P. ¿Te consideras escritora?

R. Sí, y además de oficio, porque me gano la vida escribiendo guiones. Internet ha supuesto un cambio cultural muy grande, porque nos permite publicar sin necesidad de recurrir a nadie y sin ninguna censura. No creo que sea escritor sólo quien ha publicado en papel.

P. ¿Es verdad que estás escribiendo una novela?

R. Sí, es cierto. La empecé hace mucho y aún no he terminado de corregirla. Hay una editorial interesada desde hace tiempo. Como la sede está cerca de mi casa, a veces les veo y me animan a que la termine, y eso que no la han leido.

P. En alguna ocasión te has referido a tu pasado musical como "turbio". ¿Te averguenzas de tu paso por Meteosat?

R. No, no me avergüenzo para nada. Lo que ocurre es que yo hice lo que en aquel momento alcanzaba musicalmente, que quizá no era mucho. Me hubiese gustado componer, tocar bien, cantar mejor... Meteosat, Los fresones rebeldes, La monja enana y otros grupos formamos lo que en su momento se consideró "tonti-pop". Mi teoría es que aquellos grupos de estética y maneras infantiles escondían algo, todos ellos tenían algo turbio, y sus componentes ocultaban cosas. De hecho, tampoco las ocultaban tan bien, porque en una ocasión fui testigo de una orgía... en unos camerinos en medio de un concierto! Creo que quizá eramos gente un poco reprimida.

P. Actualizas tu blog con frecuencia. ¿Cómo lo has integrado en tu rutina diaria? ¿Qué momentos eliges para actualizarlo?

R. Depende del trabajo que tenga. En general, lo tengo bastante dominado, y termino pronto. De 4 a 7 de la tarde tengo que estar en la redacción por si... se muere Carmen Sevilla, por ejemplo, con lo cual dispongo de tiempo para el blog. Tardo menos en escribir que en maquetar el texto y colocar fotografías. Lo que no me gusta es ese rollo pueril en el trabajo de que aparezca el jefe y la gente cierre la ventana del facebook. Somos adultos, y yo soy muy honesta en el trabajo. Si me dijeran que no lo hiciera, no lo haría. También escribo en casa, por las noches. Elijo distintos momentos.

Hablamos un poco del feedback y de la presión que supone tener un número elevado de visitas. No es mi caso, pero el blog de Diana supera el medio millón de visitas desde su apertura a mediados de 2006. Cuenta que si no actualiza recibe emails suplicándole que lo haga. Le pregunto si investiga para encontrar temas de los que escribir.

R. No, no busco temas. Hablo de cosas que encuentro, que pienso. A veces me da por un tema y puedo ser muy pesada hasta agotarlo. Cuando voy en metro, me gusta mirar a los zapatos de la gente y a través de ellos imaginarme cómo son sus caras. Madrid está lleno de cosas, es muy inspirador.

P. Eres una feminista atípica. Tomaste conciencia de clase sexual oprimida cuando diste a luz por primera vez. ¿Cómo fue eso?

R. No, eso no es así. Desde pequeña he estado muy concienciada. Creo que todas las mujeres tenemos un despertar feminista, lo que pasa es que muchas no le hacen caso. Yo siempre he sentido que era injusto, que me minusvaloraban por ser chica. Pero tampoco me gusta el victimismo. Yo también me aprovecho de ciertas cosas, y me considero una privilegiada. En todo caso pediría cosas para otras, no para mí. Pienso que todas somos feministas atípicas. Una película que resume muy bien mi posición es Una rubia muy legal. La protagonista cumple con todos los tópicos: viste de rosa, va a la universidad sólo para ver al chico que le gusta... pero al final es mucho mejor estudiante que él. El feminismo es universal, y creo que hay que defender lo básico, la inteligencia. Desde hace un tiempo participo en la asociación El parto es nuestro. Nuestra abogada está trabajando duro para que la violencia en los partos entre en la Ley Integral de Violencia de Género.

Uau, eso me parece revolucionario... y difícil, pero tremendamente interesante, porque es un tipo de violencia sobre la que no hemos trabajado lo suficiente, y que nos da muchas claves para entender otras violencias específicas contra las mujeres. Me doy cuenta de lo tonta que he sido al pensar que Diana tuvo su "despertar feminista" en el parto, y también al llamarla "feminista atípica", como si yo tuviera más label o algo.

Quisiera hablar con ella mucho más, preguntarle muchas más cosas. Pero ya no hay tiempo. En su segunda sesión, me sorprende con canciones que me gustan y nunca pensé que ella pincharía. Por ejemplo ésa de Julieta Venegas que dice:

Hay tanto que quiero contarte
hay tanto que quiero saber de ti
ya podemos empezar poco a poco
cuéntame, qué te trae por aquí
No te asustes de decirme la verdad
eso nunca puede estar así tan mal
yo también tengo secretos para darte
y que sepas que ya no me sirven más
Hay tantos caminos por andar...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¿Dónde está el voto de Alí?

¿Dónde está el voto de Alí?

Alí Akbari es un joven persa que vive desde hace unos años en Donosti. Vino a escribir su tesis doctoral sobre física cuántica, y ahora trabaja como investigador en el nano-bio-spectroscopy group, en el campus de Ibaeta. Tiene 29 años, y un aspecto fresco, de niño grande: ojos marrón oscuro, nariz prominente, boca expresiva y peinado antiguo a lo garcía-lorca, con mechones cayéndole sobre la frente. Hemos quedado porque quiero que me cuente cosas de Irán. Lleva semanas posteando en su perfil de facebook fotos, vídeos, y enlaces sobre la situación en su país.

Le pregunto si le parece bien que publique la entrevista en mi blog, si eso puede darle problemas, y me contesta que si quieren detenerle cuando vuelva a Tehran en octubre, ya tienen motivos suficientes para hacerlo. Por otro lado, dice, los clérigos y demás guardianes de la moral están demasiado ocupados en mantener el orden dentro del país como para preocuparse sobre lo que sus ciudadanos dicen en el extranjero. Y luego que esto no es la BBC, añado.

P. Alí, ¿qué está pasado en Irán?

R. Bueno, yo puedo hablar de lo que está pasando desde mi punto de vista, pero creo que la mayoría de la gente joven piensa como yo. Hay muchas restricciones en la vida cotidiana ahora en Irán, era mejor con Jatamí. La gente eligió a este presidente (Ahmadineyad) porque no lo conocían, no tenía pasado. Engañó a la gente con esperanzas, retórica y promesas, y ganó la elección anterior. Pero después fue en contra de lo que la gente quería. Han radicalizado el discurso hasta el punto de que Bush estuvo al borde de atacarnos tres veces. Nos ha puesto en guerra con EEUU, y en menor medida con Inglaterra. En Irán, el 70% de la población es joven y tiene un nivel educativo muy alto. Y ya sabes de nuestra historia con los árabes. La gente joven está harta. Son menos religiosos, y no quieren poner nombres árabes a sus hijos.

P. ¿Alí es un nombre árabe, no?

R. Sí, pero siempre nos hemos llevado fatal con los árabes, y en occidente nos confunden con ellos. Ningún persa participó en los atentados del 11-S. No hay persas en Al-Qaeda, y aun así a ojos occidentales somos terroristas. La civilización persa es muy antigua e importante, y los árabes tomaron muchas cosas de ella, por ejemplo la matemática. Hasta tenían una primitiva declaración de derechos. Con Ciro el grade, 29 o 30 naciones formaban el imperio persa y cada una tenía su religión y sus costumbres. En cambio ahora da vergüenza decir que uno es persa. Metemos las narices en demasiadas partes.

P. ¿Puede ser que el hecho de tener un enemigo común fuerte dé más legitimidad al gobierno?

R. Sí, como en EEUU, que renuncian a sus propios derechos para sentirse más seguros. Estados Unidos no puede vivir sin enemigos. Está toda esa industria de armas. ¿Quién va a comprar, si no hay miedo?

......Ya sabía que Alí no es árabe, y ahora sé que tampoco es musulmán. O al menos, es tan musulmán como yo católica. Bebemos cañas con limón. La conversación sigue en torno a la primera pregunta, pero nos vamos por las ramas. Sin que yo se lo pregunte, me habla de la situación de las mujeres.

R. Los derechos de las mujeres están mejor en Irán que en otros países. Ellas trabajan, van a la universidad... El 75% de los universitarios son mujeres. Y los hombres jóvenes son menos machistas.

P. ¿Tienen presión para casarse, está mal visto que una mujer viva sola, lleve una vida independiente?

R. Sí que hay una presión social hacia el matrimonio, también para los hombres. Parece que una persona sola está desperdiciada.

P. ¿Y la gente puede vivir en pareja sin casarse, o tener hijos sin casarse?

R. ¡Tener hijos no! Y vivir juntos tampoco, no es habitual. El problema es la virginidad. Personalmente, no me gustaría nada casarme con una mujer sin experiencia sexual, lo encuentro horrible. La gente joven hace lo que puede. 15 años atrás, las chicas no decían a sus padres y hermanos que tenían novio. Si tienes que taparte los pelos con un trapo, ¿cómo vas a decirles que tienes novio? Pero las cosas van cambiando poco a poco. Tengo varias hermanas y soy el único varón. Eso me da cierta autoridad que yo no busco. Les digo a mis hermanas que vivan, que disfruten la vida. La mayor lleva 5 años con su novio y va a casarse ahora. La pequeña maneja muchos chicos... pero es su vida. Pienso que se puede discutir, nunca forzar. Y hay gente que confunde el respeto con la ausencia de diálogo. Yo puedo discutir, intentar convencer  a las personas que me importan de esto o de aquello, sin perder nunca el respeto. Pero cada vez más, la gente tiende a decir "yo respeto esto", y el respeto se traduce en que lo ignoran completamente.

P. De alguna manera eres optimista, porque confías en el poder de la juventud para cambiar las cosas.

R. Claro que sí. Si no estaríamos todavía en guerra con Roma. La fuerza de la juventud es grande, como una presa que se desborda. Va un paso por delante de la autoridad por ejemplo en el uso de internet. Facebook y Twiter han sido muy importantes estos últimos meses. El cambio cuesta, pero es mejor así, porque si es muy brusco puede haber pasos atrás. La juventud quiere cambios, es una fuerza nueva que empieza a preguntar. Aunque suene duro, es un consuelo pensar que los poderosos, los que representan el pasado, son viejos y morirán pronto. "Dying is a gift to humanity"/la muerte es un regalo para la humanidad. Porque si no, como te decía, seguiríamos guerreando con los romanos.

P. ¿Dónde te pillaron las elecciones y lo que pasó después?

R. En los momentos críticos, desde junio hasta el 14 de julio estaba aquí, en Donostia. Todos los persas del mundo estábamos seguros de que ganaría Musavi, y estábamos preparados para celebrarlo. Nadie durmió la noche electoral. Cuando vimos lo que pasó, nos quedamos shockeados, todo el mundo sabía que habían robado la elección. No hay colonias de persas en el mundo porque tendemos a integrarnos cuando emigramos. Pero esta vez ha surgido una respuesta espontánea, que creció enseguida ayudada por internet. Al principio fue duro, quise volver. Durante semanas, no pare de recibir y distribuir información, mi jefe me dio permiso para hacer esto desde el trabajo. Firmé una carta dirigida al jefe del sistema judicial iraní para que libere a un estudiante detenido, y hemos hecho más cosas con colegas que viven en Francia. El 25 de octubre vuelvo a Tehran, y todo esto podría traerme problemas.

P. ¿Tienes planes de futuro? ¿Dónde te gustaría vivir?

R. (Se queda pensando un rato). Es difícil. Me gustaría vivir en mi país y levantarlo, porque desde luego no van a venir desde otro mundo a hacerlo por nosotros. Hace 15 días pedí un visado para viajar a Inglaterra y aún estoy esperando. Mi pasaporte está en la embajada inglesa y perdí el avión, ahora debería estar allí. Esto es por la relación tan mala que hay ahora entre Iran e Inglaterra, pero con otros países europeos es más fácil. Soy científico, y mi trabajo me obliga a viajar. Si vivo en Europa, por lo menos puedo moverme por el continente. Aquí estoy agusto, porque la gente es alegre y en general te reciben bien, pero si pudiera viajar con más facilidad, ya estaría viviendo en mi país.

Hasta aquí la primera conversación con Alí. Suena su movil. Le reclaman para cenar en casa de unos amigos; chicos y chicas de Italia, Finlandia y Donostia. Me agradece el interés, y yo a él su generosidad. Laister arte!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres