Blogia
^^ placida ^^

Remember love: Yoko Ono y John Lennon como pareja igualitaria

Este año se celebra una doble efeméride de John Lennon: el 9 de octubre, el 70 aniversario de su nacimiento; y el 9 de diciembre, el 30 aniversario de su muerte (por asesinato).

Apenas consumo mass-medias, pero he visto la cara de Lennon en alguna revista, así que supongo que estarán hablando de él. También hay reediciones muy chulas de sus discos, como la del Double Fantasy, que ha sido para mí toda una revelación.

Hasta ahora era mucho más fan de Yoko que de John, pero he cambiado de opinión: soy fan de ella, de él y de la pareja.

Casi todo el mundo que haya vivido en el siglo XX sabe que Yoko Ono fue una bruja muy mala que arrancó al angelical John de los Beatles, grupo mítico e indestructible que hubiera debido seguir cantando las mismas canciones 50 años más. Pero resulta que mucha otra gente sabe que probablemente los Beatles se iban a separar de todas formas, y que John era un hombre en sus cabales que actuó sin coacción alguna, y que de hecho se enamoró de esa bruja asiática y fueron felices hasta que el fascismo en forma de maniaco acabó con su vida.

Bed peace, hair peace

En el documental The US vs John Lennon, nos enteramos del activismo pacifista de la pareja, y del espionaje y acoso que sufrieron por parte de la administración de Nixon, debido a sus acciones pacifistas tan mediáticas y a sus conexiones con grupos políticos subversivos como las panteras negras. Varios señores retirados del FBI cuentan cómo y por qué los espiaban.

Ya en la última etapa de los Beatles, Lennon se mordía cada vez menos la lengua sobre sus opiniones acerca de la guerra de Vietnam y la política en general. Con Yoko, inició una etapa de intenso activismo pacifista, a través de performances, discos y apariciones públicas. 

Al poco de su boda en Gibraltar en marzo de 1969, Ono-Lennon hacen una performance pacifista (y un poco feminista). En lo que se supone es su luna de miel, llaman a toda la prensa a su habitación en el hotel Hilton de Amsterdam, y les esperan en pijama, metidos en la cama, con unos carteles que dicen: BED PEACE, HAIR PEACE. Es una protesta pacífica por la paz, una encamada, que dura varios días. "Quédate en la cama y déjate crecer el pelo hasta que logremos la paz". Les acusaron de locos y de frívolos, pero la acción sigue resultando original, graciosa y desinteresada... Aprovecharon su estatus de celebrities y su poder de atracción sobre los medios para hacer este tipo de cosas.

Formaron la Plastic Ono Band, banda sonora de las masas progres y contraculturales de finales de los 60. Participaron en muchas manifestaciones y conciertos por distintas causas. Financiaron y apoyaron públicamente a las Panteras negras.

Realizaron acciones artístico-mediáticas como "War is over", eslogan que colocaron en vallas publicitarias en distintas ciudades del mundo... Todo esto cabreó mucho al facherío yanqui, que quiso echarlos de EEUU (vivían en Nueva York) aprovechando que eran extranjeros. El documental se detiene en este episodio, que supuso varios años de juicios para la pareja. Con Nixon definitivamente defenestrado, por fin les dejaron en paz.

Yoko Ono siguió siendo, en palabras de Lennon, "la artista famosa más desconocida del mundo". El odio machista y racista hacia ella no disminuyó. Conscientes de ello, siguen colaborando en sus proyectos artísticos. Seguro que muchos antiguos fans de Lennon no soportaban ver a Yoko en el vídeo de "Imagine". Si la canción les resulta empalagosa, prueben a ver el vídeo con otro fondo musical. El detalle "this is not here" es muy Yoko, y los gestos de complicidad que tienen al final son conmovedores.

Double Fantasy & Dakota days

Tras las turbulencias políticas y también alguna amorosa, nace Sean Ono-Lennon el 9 de octubre de 1975. Ya habían acordado que ella se ocuparía de trabajar y de los negocios, y que él cuidaría al bebé, en un intercambio de roles nada habitual en las parejas heterosexuales de aquella época (ni de ésta). Lennon fue un padre entregado y dulce, que se dedicó a su hijo desde el momento en que nació; se convirtió en lo que los machistas llaman un auténtico calzonazos: "Él no salió de mi vientre, pero, por Dios, yo hice sus huesos, porque yo atendía todas sus comidas, y la forma en que duerme, y el hecho de que nada como un pez."  

Double Fantasy, el último disco que grabaron y que se publicó pocas semanas antes de la muerte de Lennon, merece una relectura. Se publicó en 1980, tras un silencio discográfico por parte de John de 5 años (los que había dedicado al cuidado de Sean). El público y la industria musical quería sólo las canciones de John, pero él hizo el disco a medias con Yoko. Recuerdan un poco a Birkin-Gainsbourg por el formato pareja y el erotismo, pero en Ono-Lennon la relación entre ambos es mucho más igualitaria. No cantan juntos; cada uno escribe y canta sus canciones, y musicalmente parecen dos discos distintos puestos juntos en forma de cremallera (las canciones de él son clásicas y luminosas; las de ella modernísimas y mucho más oscuras). Sin embargo, las canciones de uno y otro crean una narración, en forma de diálogo, sobre su propia relación: un gran amor que se mantiene en el tiempo, pero también hay crisis y líos. Llega un bebé, y vuelven a disfrutar de un amor tranquilo. 

Lejos de los estereotipos de falsa juventud y superpotencia sexual masculina del rock, Lennon hace una parte de pop maduro, sin ningún complejo, en estado de gracia, y emociona hasta las lágrimas. En (Just like) Starting Over, reconoce que no es una máquina sexual:

Everyday we used to make it love
Why can’t we be making love
nice and easy

Ella le responde con la sensual Kiss Kiss Kiss, que volvió a grabar en 2007 con Peaches. En Cleanup Time, John vuelve a mostrarse liberado de las imposiciones de la masculinidad; sin amigos y sin enemigos, puede reirse de los papeles sexuales:

The queen is in the counting home
Counting out the money
The king is in the kitchen
Making bread and honey
No friends and yet no enemies
Absolutely free
 

Las canciones de ella son mucho más duras, como Give me something, o I’m moving on (me voy), que sigue a I’m losing you, el lamento de Lennon. Sin embargo, todavía no hemos escuchado nada, porque la magia llega hacia la mitad del disco con Beautiful Boy, la maravillosa nana que Lennon le dedica a su hijo Sean, una canción que me recuerda mucho a las Vainica Doble (será que las Vainica eran muy fans de los Beatles y de Lennon). Otro ejemplo de transgresión de papeles sexuales: ¿qué rock-star masculina componía nanas?

La cima del disco llega, en mi opinión, con Watching the wheels. El mismo John de las cuatro canciones anteriores, canta, sobre una melodía perfecta, que la gente piensa que está loco, pero que él es feliz viendo las ruedas girar, feliz en su nueva existencia "slow", lejos de la fama y el estrés anterior; "I just had to let it go", nos dice.

 

Yoko abandona la oscura furia anterior, pero no la ironía, y canta "I’m your angel" con voz de bruja buena. Lennon sigue igual de entregado, y le dedica "Woman", una canción que suena a los Beatles en los 80 y a Kiss FM, pero que una vez que te olvidas de ello y te dejas llevar por la voz de Lennon, te transporta a tiernos y melódicos mundos. "Woman" es el homenaje de Lennon a Yoko y "a todas las mujeres", dijo. Lennon se "curó" de su machismo gracias a Yoko; aprendió a valorar a las mujeres, y reconoció no haberlo hecho hasta entonces (maltrató a su primera esposa). 

Sigue el diálogo con algunas canciones más, y llega la última, "Hard times are over", que es esperanzadora pero también premonitoria (los malos tiempos han acabado, al menos por ahora).

Cuando termino de escuchar este pedazo de disco me pregunto: ¿por qué no me habían contado nada de todo esto? ¿Por qué esa imagen tan distorsionada e interesada de Lennon, y por qué Yoko Ono sigue siendo una bruja en el imaginario popular?

Espero que este año de efemérides Lennonianas sirva al menos para conocer estas facetas del artista, estudiarlo desde nuevas perspectivas, y para hacer justicia a Yoko Ono, la pobre, que ya tiene 77 años. 

Peace, I love you! ;-)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

placida -

Gracias por tu comentario Felipe.
Admito que el artículo puede pecar de "idealizador", como dices. Por los datos que tengo, efectivamente pasaron por una etapa de ruptura en el que ambos tuvieron otras historias, etc. Esto se ve también en las canciones que escribe Yoko en "Double Fantasy". También es verdad que John maltrató a su primera esposa, y que no ejerció de padre con su primer hijo Julian, pero me interesó más centrarme en esa última etapa de "Dakota days", y cómo resolvió su matrimonio con Yoko y la paternidad de Sean. Salud! :-)

Felipe -

Muy buen artículo, aunque algo "idealizador", ya que ni la relación de john y yoko fue tan buena (de hecho tuvieron temporadas de separación, y al menos John tenía amantes, etc etc), ni la "paternidad" de John es tan entregada, ya que aunque sí lo fue con Sean,Julian ha sido su gran olvidado. Digamos que empezó de cero con su segundo hijo, pero se olvidó del primero.
Las cosas empezaban a volver a mejorar en la pareja antes de su asesinato, es verdad, pero como en todas las cosas no es todo oro lo que reluce. Saludos

placi -

@Mischa, merci por compartirlo :-*
@Mar, ¡no me lo puedo creer!
pues me encantaría escucharlo contigo, las dos en coche cantando alto (y desafinado) ;-)
y en nuestra próxima sesión ;-)
Lo del hipismo es fácil: nos vamos a Aralar un día con una mantita, cogemos unas setas mágicas... ¡y adiós represión! Luego ya veremos hasta dónde nos dejamos crecer el pelo ;-D
thank you Maris, love you!

Mar -

Placi!
Curiosas conexiones: yo llevo varias semanas escuchando "Double Fantasy" y sobre todo "Starting Over" todo el rato...¿por qué será?...Eran una pareja fantástica. Y además he llegado a una conclusión: que soy una hippy reprimida (y te puedes fiar de mi: Mischa!)Kiss, Kiss, Kiss

Mischa Canibal -

Muy güeno el articulo!
;D

He aprendido mucho, aunque yo seguiré pensando (influenciado por M. McLaren) que nunca hay que fiarse de un hippie! jejejej...

Portzierto, los carteles de "War is Over" son todo un hype del fenómeno street-art actual... salen en el último libro que ha sacado Taschen titulado "Trespass" como un referente del actual movimiento de arte público no solicitado!

Gora Yoko ta Lennon!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres