Blogia
^^ placida ^^

Sananda y Caetano

No sé qué me pasa últimamente que me paso el día en el Kursaal, aunque después del concierto del sábado, y aun saliendo agusto de él, he decidido que no vuelvo a más conciertos allí (a no ser que sea Raphael o algun/a cantante que tenga muchas ganas de ver). Estar sentada en unas mullidas y delicadas butacas en un recinto inmaculado no parece el mejor plan para ver un concierto de rock, ni siquiera de pop. El propio lugar invita a la sosez y al bostezo, y a un tipo de consumo de cultura elitista y aborregante. Y para mas inri, si eres miope como yo y te ponen atrás (cosa que sucede siempre a no ser que pagues un dineral), no ves ni torta.

Así fue en el concierto de Caetano Veloso, hace un par de semanas. Me considero fan; aunque no conozca a fondo su discografía, he pasado ratos maravillosos escuchando Maria Bethania, Irene, Coraçao vagabundo, London London... es decir, sus clásicos. Y sí, yo iba a escuchar esas canciones, aunque cantara también el Kukurrukuku de la peli de Almovodar y otras más recientes. Lo que no esperaba era que se presentara con un bajo, un batería y un guitarra 40 años más jóvenes que él. Al principio pensé que podría estar bien, pero a medida que avanzaba el concierto, y entre que no veía nada (creo que eso también influye), y las canciones no me enganchaban, empecé a aburrirme y a pensar en otra cosa, como en el mal sexo.

Caetano Veloso @ Kursaal Donostia


Sólo durante un ratito muy pequeño recuperé la esperanza y sentí la magia: fue cuando Caetano dejó a un lado a sus maiespeiseros (de myspace) músicos y agarró la guitarra acústica. Con esa voz maravillosa y esa guitarra, ¿para qué más? Pero no duró mucho, tan solo un par de canciones, coraçao vagabundo entre ellas, y me quedé con las ganas de Maria Bethania y por supuesto de Irene. Total, un concierto larguísimo (más de dos horas) y a ratos berbenero, con un público muy canoso e inexplicablemente entregado.

Sananda Maitreya @Kursaal Donostia, nov 2007

Este sábado, con Sananda Maitreya (antes conocido como Terence Trent D'Arby), la cosa fue un poco diferente. Quizá no esperaba tanto como con Caetano, y disfruté con su increíble voz y la sobriedad de la puesta en escena. Me recordó un poco a Prince, y mucho a Steve Wonder, y también a Lenny Kravitz, a quien quise ver cuando (no) vino por primera vez a Donosti, allá por el 94. Eso sí, a Sananda le faltaban los vientos; podía haberse estirado un poco y contratar a un/a trompetista: el hit Divina habría quedado mucho mejor. He aquí el video exclusivo del magno momento: 



A partir de ahora, prometo ver conciertos sólo en tugurios o en pequeños escenarios al aire libre ;-)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

placida -

lo vuestro es triunfar! ;-D

miss glasgow! -

Back again :(((((((((((!!!
Consegui ver a Lila en Oaxaca en un auditorio menos comodo y limpio!! Casualmente dio dos conciertos mientras estabamos alli para sacar fondos para mujeres becarias de la region! Te hubiera encantado!Hablamos prontito! Muxu*

mutil -

Pues yo voy mañana a ver a LA RUFUS,aunque sean incomodas las butacas y eso,yo agradezco estar sentadito,me estoy haciendo MAYOR Y MAS ATRACTIVO.Por cierto Raphael venia en diciembre,pero lo ha suspendido por no se QUE,agggggggggggg!!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres